El amor propio y la transformación, reescribiendo nuestras historias

Me encanta que estemos caminando este camino juntas de amor propio y transformación.

El primer paso en este camino es mirar tu vida. Abre tus ojos y mira hacia atrás. Imagínate caminando sola en un desierto o en una playa. Estás detenida en un instante eterno. Al frente tuyo están todas las posibilidades. ¿Cuál camino vas a tomar? ¿Hacia donde vas a caminar? Muchas veces, es más, la gran mayoría, tomamos un camino porque resuena con nuestro pasado. Porque es más familiar, porque ya lo hemos transitado. O lo tomamos porque ese es el camino que se espera de nosotras, por nuestra familia o nuestro entorno. No nos cuestionamos si ese es el camino, o por qué lo estamos tomando. 

Pero pregúntate, ¿realmente es el camino que tú deseas? Ese es el camino que te dará mayor libertad, mayor creatividad, mayor plenitud? O lo estás tomando porque tu versión pasada, u otros, lo han trazado por ti?

Para poder elegir TU camino, el que viniste a transitar y a caminar en esta vida que es solo tuya, debes hacer conscientes tus caminos pasados. Y revisar tus historias de vida. Dibuja una línea de vida, y pinta o relata tus momentos más especiales y bonitos así como los más difíciles.

Te comparto un ejercicio de linea de vida que hice hace algunos años, cuando aún estaba en mi proceso de sanación y entendía que debía conectar con momentos dolorosos para poderlos sanar. Este ejercicio me conectó con momentos traumáticos, como la separación de mis padres y un episodio de abuso sexual cuando fui niña. Y también me conectó con esos momentos que te marcan y sacan tus fuerzas, donde escogí la vida. Donde recogí mis fuerzas y decidí seguir adelante. Donde me pude sanar, donde me definí como persona. Encontré mi fuerza y muchos de mis dones gracias a estas experiencias, y luego de mirarlas, llorarlas y sanarlas en mi, agradezco mi camino porque gracias a él, escogí la vida, por fortuna porque eso me permite estar con ustedes y en estos caminos con el corazón bien abierto.

Cada vida es una serie de narrativas. Muchas de ellas nos las contamos porque venimos programadas desde nuestras familias a contarnos estas historias y a recrear patrones, tanto hermosos como limitantes.

Y así, inconscientemente, podemos repetir historias sin darnos cuenta. Y luego, un día llega un momento donde podemos hacer consciencia de nuestras historias. Y desde ahí, comenzar a reescribirlas.

Somos nuestras historias, y al mismo tiempo, somos algo más. Las historias las podemos escribir y redefinir con amor. Cuando conectamos con nuestra capacidad femenina de gestar y crear, somos creadoras poderosas. Pero para conectar con esa fuerza, tenemos que limpiar nuestro closet interior de todas las historias, barrer el dolor, mirar nuestros secretos, vernos en toda nuestra complejidad. Y con amor propio y compasión hacia nosotras, lentamente consentir nuestro pasado y dejarlo que florezca nuevamente.

¿Cuales son tus historias? Qué deseas expresar, narrar, contar, y transformar?

Te mando un abrazo y te deseo un mes profundo de conexión con tu camino de amor propio y transformación. También te invito a que saques tiempo para nutrirte, meditar y consentirte. El amor propio también se trata de darnos espacios y regalarnos el tiempo necesario para cultivarnos y fortalecernos.

Y además, me encanta decirles que regresaron los Espacios Temáticos! Si eres nueva a la Comunidad, es posible que no los conozcas. Son ciclos de videos gratis ofrecidos por mentoras y mujeres increíbles, en diversos temas del mandala de la Musa. Si quieres acceder a estos videos pasados, mira nuestra biblioteca de ETM haciendo click en el botón:

Biblioteca ETM aquí

Y en la Comunidad Musas podrás ver la serie de videos de  nuestro Aspecto del mes: Amor propio y Transformación, es un testimonio de una transformación de vida profunda que vivió Maria Verónica Colmenares y nos comparte desde Venezuela, míralo en el grupo de FB haciendo click en el botón:

Mira el video aquí

Un abrazo de Amor y Transformación

Alejandra